¿Sabemos gestionar la atención del fan en los clubes?

football-stadium-227561_960_720_pixbay

¿Sabemos gestionar la atención del fan en los clubes?

Hace unos días tuve la oportunidad de disfrutar de una gran experiencia desde el punto de vista del fan y no como normalmente lo hago, como profesional; y es que muchas veces no nos ponemos en la piel del otro. Estuve de visita en un gran club de fútbol y me despertó ciertas reflexiones totalmente distintas a las que suelo tener como profesional.

Antes de entrar en dichas reflexiones me gustaría hacer una breve introducción para enlazarla con el motivo de mi artículo y que entiendo que es vital para la vida de un club, el fan.

En general todos los clubes tienen una gran obsesión por comunicar y con la irrupción de las redes sociales, mucho más. Las diversas #rrss son unas herramientas muy interesantes y –en este caso- necesarias para un club. Nadie puede cuestionar que los grandes clubes tienen un modelo de gestión increíble y pocos están haciendo una clara apuesta por la innovación tecnológica. El problema es que están cayendo en –a mi modo de ver- un modelo en el que la respuesta y ejecución se realiza de forma autómata. ¿Sabemos gestionar la atención del fan?  mi respuesta es clara, no.

Como indicaba antes, hace unos días disfruté mucho con mi hijo de la visita a unos de los mejores clubes del mundo. De esta visita se me abren varios interrogantes, si en un club grande tienen estas carencias en la gestión de atención al fan, ¿qué sucederá en los clubes más pequeños?

Una de las claves para fidelizar siempre ha sido una buena atención y la verdad es que un club que recibe casi un millón de visitas al año debería tener un modelo de gestión de atención al fan. Durante el recorrido, un 80% de los fans utilizaba el teléfono para hacer fotos y subirlas a las redes sociales. Estos clubes no capitalizan esto por varios motivos, entre otras porque no tienen dicho modelo de gestión o porque ellos –el club- entienden que no les hace falta por el alto volumen de seguidores que tienen; solo tienen que abrir las puertas –literalmente- y no paran de hacer caja.  En el recorrido pasas por varios puntos en los que te hacen una fotografía, pero hasta para eso están automatizados, son como digo yo, autómatas de la gestión del deporte.

El protocolo deportivo – que es mucho más que ordenar palcos como ya he dicho en innumerables artículos – debe postularse el primero para diseñar un modelo de atención al fan, un modelo que debe interactuar con el manual interno de protocolo de cualquier organización deportiva y que hasta ahora nadie ha hecho en profundidad. Debe trabajar desde posibles itinerarios para el fan hasta la simple cortesía hacia éste; las buenas maneras deberían de formar parte de todas las personas que trabajan en un club. Estamos en una sociedad que cada día es más fría, menos atenta, más egoísta y peor educada.

Actualmente estoy trabajando en un modelo de atención al fan que contempla una serie de ítems para que las organizaciones lo puedan aplicar y que permita auditar una organización deportiva que desea mejorar en esto. Está muy bien estudiar los recorridos, la ubicación de una tienda, la gestión de las redes, como situar al fan en el campo, que actividades realizar para captar su atención, la importancia de la luz, los espacios, etc. Los clubes en esto y en la parte técnica están avanzando mucho pero si le diésemos una importante dosis de buena atención al fan, podrían capitalizar los millones de seguidores que tienen y que, a día de hoy, muy pocos son capaces de hacerlo.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaisón | protocolista

*foto: pixabay

Los deportistas juegan un papel importantísimo en la sociedad | #buenasmaneras

Los deportistas juegan un papel importantísimo en la sociedad. Las imágenes como la del vídeo que publicamos con este artículo, hablan por sí solas, por eso es necesario que los deportistas sean conscientes de su responsabilidad. Muchos deportistas, cada vez más, son conscientes de ello y algunos incluso incorporan a su equipo profesionales que les ayudan a trabajar en todos los aspectos de las buenas maneras que interactúan en el día a día del deportista. En alguna ocasión me han preguntado si educo a deportistas y mi contestación es un rotundo no; si ayudo al deportista y aporto mis sugerencias invitándole a trabajar y fomentar ciertas actitudes, cuidando su imagen. No solo la etiqueta es importante.

Los deportistas viven en un entorno con mucha presión, no solo dentro sino también fuera de los campos de juego. Los compromisos con los patrocinadores forman parte de su vida y requieren de un sinfín de eventos y por ende, de buenas maneras.

La imagen del deportista se puede dividir en dos grandes áreas, la deportiva y la del día a día fuera del campo de juego.

1.- Deportiva: Muchas personas mimetizan los comportamientos de sus ídolos en sus respectivas vidas. El entorno del deportista es fundamental y en el juego y/o en el entrenamiento deben prevalecer las buenas maneras. El deporte tiene muchos sacrificios para alcanzar el éxito pero no sólo en lo físico, también requiere dedicarle tiempo a las formas. Un gesto, un autógrafo, un saludo, un gracias… son muchos detalles que uno puede y debe tener en el día a día.

No me gusta poner nombres a los ejemplos pero, todos conocemos casos de deportistas que terminan un partido y se quedan saludando a la afición, o deportistas que dedican unos minutos de su tiempo a seguidores que se han quedado horas esperando en un aeropuerto o a las puertas de un hotel. La indiferencia y el ego del deportista mata la relación con sus seguidores; el deportista debe ser agradecido y consciente de que sus seguidores forman parte de su vida.

Hace poco veíamos unas imágenes de un importante deportista que tuvo un gesto muy feo con otro deportista, racial. Algunos periodistas le disculpaban, apelando a la tensión del momento pero entiendo que no hay disculpa posible, aunque el deportista el mismo día compartió un vídeo disculpándose a través de las redes sociales –las temibles redes sociales. Estas situaciones se pueden evitar, si el deportista se acostumbra a cuidar estas reacciones. Estas reacciones se pueden y deben trabajar. A los pocos días he visto un niño que tenía esa misma reacción en un partido con otro niño; ¿casualidad?

2.- Todos los deportistas tienen derecho por supuesto a su intimidad pero… ¿son conscientes que una mala reacción o una mala elección a la larga les perjudicará en su carrera? El día a día del deportista puede llegar a ser francamente agotador para él. Se necesita una gran dosis de paciencia y de buena educación. ¿Necesita un deportista tener un mal gesto para ser más admirado? ¿necesita infringir la ley para ser más admirado? ¿necesita vestirse de una determinada forma para llamar la atención de los medios y de sus seguidores?

Antes hablaba de la redes sociales; reconozco que se han convertido en un importante escaparate para el deportista donde el patrocinador también tiene su correspondiente retorno pero ojo, la #netiqueta empieza a ser francamente preocupante. Los deportistas deben soportar cada día insultos a través de las redes sociales, es comprensible que el deportista se sienta molesto pero no puede ponerse a la misma altura de las personas maleducadas. En todo caso el tema de los deportistas y las redes sociales lo dejaré para otro artículo porque da para mucho.

Como decía antes, los deportistas juegan un papel importante en la sociedad y muchos –en especial los niños- mimetizan su compartimento, quieren ser como ellos. Por eso es muy importante que lo mismo que se le exige a los deportistas, que sean un buen ejemplo, también se exija a los medios de comunicación que deben asumir su parte de responsabilidad y dar ejemplo. Todos, incluido los seguidores, debemos en la medida de lo posible, contribuir en enriquecer la buena imagen de los deportistas porque el retorno recaerá no solo en el deportista, sino también en nuestros hijos.

Mi tono crítico con algunos deportistas es porque entiendo que son un gran recurso para la sociedad y que pueden ayudar a regenerar la pérdida de valores. El deporte es una importantísima herramienta para transmitir valores y abrir puertas que en otros contextos serían prácticamente imposibles de abrir.

He tenido la oportunidad de trabajar con muchos deportistas que me han demostrado que son auténticos números 1, dentro y fuera de su deporte. Las instituciones en general no aprovechan su gran potencial y deberían hacer un esfuerzo extra en el desarrollo de la #diplomaciadeportiva, en sus respectivos países.

Los Gobiernos deben entender el deporte no solo como un gasto, es una inversión para una sociedad que necesita recuperar los valores que transmite el deporte y el deportista, es el mejor embajador para ello.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | Facebook JVSG

Los campus deportivos como generador de valores

JVSG_CAMPUS

No digo nada nuevo si afirmo que los campus deportivos se han convertido en uno de los eventos deportivos más importantes dentro la planificación anual de una organización deportiva. Es una interesante herramienta para fidelizar, como en el caso del fútbol, a nuevos seguidores y fomentar la cantera, además de una interesante fuente de ingresos.

Este verano he tenido la oportunidad de seguir de cerca en España este tipo de evento, además de las oportunidades que he vivido en Brasil o actualmente en Colombia. Todos en general guardan una estructura similar en términos de cronograma. En el libro que estoy trabajando profundizo más en este tema pero hoy me gustaría compartir 4 reflexiones generales sobre los campus.

  1. Las características organizativas del evento mantienen una estructura clara y bien definida, lo que permite su buena difusión.
  2. Ya lo he comentado en alguna ocasión, el deportista no debe rodearse sólo de un aprendizaje técnico y debe completar su formación en aspectos que interactúen directamente con los valores. Recientemente hemos vivido casos de deportistas con reacciones totalmente antideportivas y que no deberían formar parte de su vida. Los deportistas tienen un impacto directo en la sociedad y ésta, mimetiza muchos comportamientos.

Inconscientemente en los campus se trabaja este aspecto pero no se tiene una definición clara, como parte de la formación del deportista. Si he podido comprobar la predisposición por parte del equipo técnico s trabajar en esto pero no con ejercicios específicos y/o con el seguimiento por parte de especialistas dentro la organización en este tema.

  1. Los campus dirigidos a los niños pueden convertirse en uno de los eventos más enriquecedores para la vida de un deportista.
    1. Mejora técnicamente.
    2. Trabaja en la autoestima.
    3. Fomenta los valores.
    4. Respeta a los compañeros.
    5. Interactúa y conoce otras culturas.
    6. Comprende y respeta las normas de juego.
    7. Comprende la importancia de respetar el trabajo de los demás.
    8. Aprende sobre la importancia de los tiempos y las formas.
    9. Mejora la expresión corporal.
  2. Admiro la gran capacitación de los técnicos en general y su capacidad de trabajo con los deportistas, cada mía mucho más preparados y didácticos. El formato del evento facilita su trabajo. Cuando trabajan con niños aún se esfuerzan más si cabe, logrando que el niño salga motivado del campo de entrenamiento y con un aprendizaje en cuanto el fomento de valores. El deportista debe crecer desde joven en –al menos- dos aspectos: técnico y como persona.

La educación social debe ser un ingrediente esencial en cualquier tipo de disciplina deportiva y la carrera de un deportista debe contemplar dicho ingrediente.

La estructura de un campus es clara y es por ello que en varias partes se puede trabajar lo que hemos comentado:

  1. En vestuario: cuando el deportista llega para el entrenamiento.
  2. Ejercicios colectivos.
  3. En los descansos para alimentarse.
  4. En los juegos.
  5. En las charlas constantes del equipo técnico.

En próximos artículos intentaré profundizar en algunos de los puntos que he comentado a lo largo de mi artículo. El protocolo deportivo debe de salir de los palcos deportivos para formar parte también de la vida del deportista e interactuar más con la diplomacia deportiva.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | protocolista | Facebook JVSG

Con pocas palabras, puedes ayudar mucho

#flashprotocolo | Freud dijo: La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas; y es que pocas palabras en el momento apropiado son la receta perfecta para superar muchos contratiempos.

Cada vez estoy más convencido de que utilizar palabras bondadosas es un don al alcance de muy pocas personas. Hemos vendido a la sociedad que la dureza es sinónimo de éxito, los jóvenes cada vez están peor educados y por desgracia, son menos sensibles.

La sensibilidad en las palabras y en la expresión está en peligro de extinción. Los jóvenes toman un modelo que para nada les beneficiará en el futuro y tampoco a nuestra convivencia.

¿Cuántas veces al día dedicamos al menos 5 palabras agradables a nuestros compañeros y/o familiares?

Te propongo una pequeña tarea que no te llevará más de 5 minutos al día y que te hará feliz a ti y a otras personas muchas horas.

  1. Mira más a los ojos y sonríe.
  2. Cuando empieces una conversación con alguien, antes de pedirle nada, pregúntale cómo se encuentra.
  3. Termina la conversación dándole las gracias –si es oportuno- y deseándole un feliz día.

Es probable que esto lo puedas encontrar cursi o fuera de lugar pero estoy convencido de que tu interlocutor te lo agradecerá y mucho más si está mal por dentro. Recuerda que la vida es la suma de pequeños detalles.

Feliz día y gracias por leerme,

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | Protocolistas | Síguenos en Facebook 22894211_314286505642468_2047628106092822422_n

*El mundo se muere por la falta de valores

canarias7

Quizás esté equivocado y me gustaría estarlo pero creo que *el mundo se muere por la falta de valores.

Ética para Amador es un libro de Fernando Savater –con el que he tenido el gusto de charlar alguna vez- habla de estimular el desarrollo de ciudadanos librepensadores y no de fabricar ciudadanos bienpensantes. Esto tiene para mí una objeción y es que para llegar a ser un librepensador deberíamos tener una sólida base educativa, construida desde la niñez en base a los valores.

Si bien cada día estamos más preparados y con grandes carreras universitarias, percibo que estamos en caída libre en cuanto a valores. De qué nos sirve estar –como he dicho- muy preparados si no somos incapaces de interactuar con los demás desde el respeto.

Deportistas, políticos con una gran presencia en los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad en contribuir a regenerar los valores. Sin omitir la de los padres, que algunos- entienden de una forma errónea y ceden a terceros en lugar de asumirla como propia.

Mi trabajo no es educar pero si recomendar ciertas actitudes para fomentar la cordialidad en las relaciones entre instituciones y por ende entre personas, desde los valores. Todos cometemos errores y desde luego, yo los cometo todos los días pero procuro no ser despectivo o hiriente en mis argumentos o malévolo en mis acciones.

El poder y la necesidad de notoriedad han contribuido a dicha decadencia sin olvidarnos que fomentar la competitividad recrudece nuestro comportamiento si omitimos los valores.

En estos últimos años he podido comprobar que los factores, culturales y sociales son también ingredientes básicos en la construcción de los valores en las personas. El mundo se muere por la falta de valores y pocos hacen algo para remediarlo.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | página de Facebook

*Artículo dedicado a Ignacio Echeverría y a su familia. Todo un ejemplo a seguir. D.E.P.

Imagen: Canarias7

El montaje y el desmontaje como parte del espectáculo

champions

#flashprotocolo | Hace unos años estas fases de un evento se escondían, no era bonito ver los pasos para llegar a la escenografía final. Ahora esto está cambiando.

El sábado se celebró la final de uno de los eventos deportivos más importantes y con mayor repercusión en los medios, la Champions League. Muchas secuencias de este gran evento me recuerdan a los de la Super Bowl, ya lo he comentado en otros artículos. Quizás las cifras impactantes de esta cita del deporte americano inviten a buscar cierto paralelismo. En España todavía es imposible ver ciertas cosas que hoy demandan los espectadores; seguimos rindiendo tributo a los palcos donde parece que los protagonistas son las autoridades y a los invitados a este espacio, que necesita otros criterios de ordenación, acorde a los tiempos en los que estamos. Los jugadores pastoreados suben hasta las autoridades para recoger su ansiado reconocimiento.

En la Champions hemos visto todo lo contrario:

  1. Los futbolistas reciben sus respectivas medallas en el campo de fútbol.
  2. Escenografía que realza el éxito de los jugadores, los verdaderos protagonistas.
  3. El campo de fútbol como parte de espectáculo. ¿Por qué el campo de fútbol no es parte del reconocimiento? Es dónde los jugadores han disputado el partido.
  4. Con la entrega de premios en el campo, se contribuye a despolitizar el deporte.
  5. Todos los espectadores se sienten más próximos a los jugadores, rompiendo en parte esa interpretación del privilegio del palco.

Me gustaría destacar otros dos aspectos muy importantes, además de la entrega de premios, y son los siguientes:

  1. La importancia de los tiempos. El tiempo vale oro y en los grandes espectáculos, mucho más. Una vez más los voluntarios son parte esencial para cumplir con los tiempos con un cronograma perfectamente elaborado y ensayado.
  2. El montaje y el desmontaje como parte del espectáculo. Hoy ya forma parte del espectáculo donde, con tiempo, contribuye a ensalzar y despertar la atención del espectador, prolongando así –entre otras cosas- la atención del espectador. Prolongar el tiempo del evento tiene muchas dificultades pero el retorno lo compensa.

Hay eventos que evolucionan acorde a la demanda de los espectadores y que reconocen a los protagonistas, los deportistas. Esta evolución también enriquece la visión positiva en la sociedad de nuestra profesión. El deporte español debe perder el miedo a buscar nuevos formatos en sus eventos deportivos.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | protocolista

“A buen callar le llaman Sancho” por @_JavierVila_

#flashprotocolo | Esta elocuente frase que aparece en El Quijote, no se refiere a Sancho Panza sino a D. Sancho II quien fue Rey de Castilla y de León. Una frase que cinco siglos después continúa siendo un ejemplo a seguir: la importancia de estar callado cuando toca, la importancia de la discreción y de minimizar la presencia del ego en nuestras conversaciones.

A diario me entra la tentación de querer demostrar –en determinados momentos- lo mucho que sé de ciertos temas pero afortunadamente, la experiencia que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida me invita a escuchar más que a hablar.

Uno puede sentirse cuestionado al no demostrar y rebatir contextos que dominamos por nuestra profesión, pero son muchas las batallas en esta guerra diaria, como caer en dicha tentación. Nos debilitará como personas si lo hacemos, ya que la grandeza del conocimiento está entre otras cosas, en saber identificar el momento en el que compartir nuestras reflexiones.

No caigamos en la tentación de querer demostrar a todos lo mucho que sabemos, el silencio hoy puede ser una señal de saber y no de ignorancia. Las buenas maneras hoy premian el silencio y no la osadía de querer demostrar.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | protocolista

¿Última escenografía de la V República?

La elección de una buena escenografía es vital para alcanzar el objetivo o el ideario de la organización anfitriona. Muchas veces pensamos más en lo estético que en reforzar/difundir un mensaje. Por eso, no hay nada mejor que formarse bien y conocer todas las particularidades en la elección y producción de una buena escenografía.

Francia… mi segundo país, ha celebrado unas elecciones donde hemos visto, más de lo mismo… pero me pregunto si ésta es la última escenografía de la V República -(1ª República (1792–1804), 2ª (1848–1852), 3ª República (1870–1940), 4 ª República (1946–1958) y 5ª República (1958–Presente)-. La 5ª República ´”creada” por Charles de Gaulle cambia por completo la constitución reforzando la figura presidencialista. En este video vemos un guiño a este excesivo protagonismo del nuevo Presidente. ¿Sería posible ver esto en España? No, por eso las escenografías están bajo un paraguas de factores culturales y sociales.

¿La escenografía ha sido acertada?

Como si de un emperador se tratase acompañado solo y exclusivamente por el *Himno a la alegría y el Museo del Louvre, se dirigió a hablar a sus votantes después de una larga caminata -. Emmanuel Macron en su discurso destaca que el mundo admira otra vez a Francia pero no toca para nada su programa político, en un país que le dedica un 57% del PIB al gasto público, rodeado de la prosopopeya habitual del político francés. La escenografía es preciosa pero entiendo que hay otras opciones para dicha celebración si mermar el  “grandeur francaise”.

Destacaría algunos puntos para tener en cuenta a la hora de elegir una escenografía:

  1. Objetivos e ideario del anfitrión/organizador.
  2. Situación actual del país.
  3. Tradiciones y costumbres.
  4. Factores culturales y sociales.
  5. Mensajes y argumentario.
  6. Perfil del asistente.
  7. Medios de comunicación.

Entiendo que seguiremos viendo estas escenografías pero con algunos cambios interesantes. En unos días veremos quién será el nuevo inquilino del Hotel Matignon, residencia del primer ministro. ¿Será una mujer?

Javier Vila de Savenelle de Grandmasion | Protocolista

*ojo hay que diferenciar entre el ‘Himno a la alegría’ y el ‘Himno de la Unión Europea’, adaptación realizada por Herbert Von Karajan del cuarto movimiento de la novena sinfonía de la Beethoven, la ‘Oda a la alegría’. Por cierto a Beethoven no le gustaban las banderas pero si se sentía identificado con los valores, liberté, égalité y fraternité.

Desgracias del #protocolo, una herramienta para todos.

café y protocolo

#caféYprotocolo | El protocolo es una importante herramienta de comunicación que está expuesta todos los días a la interpretación por parte de muchas personas y en el tintero de algunos periodistas que desconocen su verdadera función, transmitiendo una imagen errónea y omitiendo sus virtudes, proyectando a la sociedad una mala imagen de nuestra profesión, sinónimo de gasto y prepotencia.

El protocolo debe por tanto enfrentarse a importantes retos para seguir evolucionando; lo sigue haciendo gracias al esfuerzo de algunos profesionales que se resisten a verse fagocitados por otras ramas de la comunicación.

1.- Debemos realizar un esfuerzo titánico para hacer llegar a determinados periodistas qué es el protocolo, cuestión que hoy en día es uno de los principales enemigos de nuestra profesión. No saquemos punta a mi afirmación y se interprete como un ataque a una gran profesión como es el periodismo, tan importante como la nuestra. Simplemente lo observo desde el punto de vista de que algunos desconocen todas las características de nuestra profesión, lo que les lleva a escribir cosas que no son ciertas.

Sería bueno que la Asociación Española de Protocolo encabezara una serie de encuentros con periodistas con el fin de hacerles llegar qué es el protocolo, su transversalidad. Conseguir que nos vean como una herramienta útil dentro del mundo de la comunicación. Ser comprensibles ante las interpretaciones de nuestra de profesión pero mostrando con firmeza qué hacemos y para qué sirve.

2.- Los que nos dedicamos al protocolo deberíamos escribir, y yo el primero, para las personas que no saben qué es protocolo. Si, hay compañeros que escriben artículos para personas que no saben qué es realmente, pero la mayoría de nuestros artículos están dirigidos a profesionales. Es necesario ampliar nuestro público objetivo.

3.- Una última reflexión y os dejo varias preguntas abiertas. Recomiendo leer y escuchar a Martin Lindstrom, experto en branding y neurmarketing, creador del concepto Small Data que se basa en la importancia de los pequeños detalles e historias, de donde pueden surgir grandes revoluciones.

  • ¿Se siente el consumidor identificado con el producto? y por tanto, ¿podríamos decir que el protocolo es un producto?
  • ¿Trabajamos realmente la imagen del protocolo?
  • ¿Personalizamos el mensaje de qué es el protocolo en función de nuestro público objetivo?
  • ¿Mapeamos el comportamiento en relación a la percepción que tiene la sociedad sobre el protocolo?

Quizás seguimos una inercia heredada durante muchos años en nuestra profesión. La politización, la falta de evolución en muchas tradiciones y costumbres, no está llevando cada vez más a separarnos de la sociedad. No sabemos llegar a las personas y una gran mayoría ve al protocolo como una herramienta que favorece a unos pocos. Hasta algunos profesionales ya rehúsan de la palabra protocolo; nosotros somos los primeros que deberíamos cambiar nuestra percepción de qué es protocolo.

El protocolo está sometido a la política y mientras no rompamos esa dinámica estaremos siempre a expensas de la interpretación porque no es una ciencia exacta.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaison | @protocolistas

Nuevo presidente de los EEUU, ¿nuevo #Protocolo?

Muchos esta mañana al levantarse recibieron con gran sorpresa la victoria del Sr. Trump, presidente para los próximos 4 años  –posiblemente- de la primera democracia del mundo que liderará el poder ejecutivo del Gobierno Federal.

Los Padres fundadores de los Estados Unidos de América -Founding Fathers of the United States- como Benjamin Franklin, Thomas Jefferson, James Madison, George Washington entre otros, garantizaron una cosa, la división de poderes y esto, hará desde mi punto de vista, que gracias a una democracia tan fuerte, se debilite el mensaje del Sr. Trump. Por lo tanto entiendo que no veremos grandes cambios en su protocolo si bien me gustaría compartir con  ustedes varias reflexiones:

1.- La seguridad será un punto importantísimo –ya lo es actualmente- pero dado a su carácter polémico, el equipo del Sr. Trump tendrá un duro trabajo por delante y creo que será el aspecto que repercutirá más en el protocolo, la seguridad; especialmente en el formato de sus actos.

2.- Nueva relación con países con los que, hasta ahora, no había mucho entendimiento, lo que obligará a su Secretario de Estado de Exteriores,  jefe del Departamento de Estado encargado de las relaciones internacionales, a reactivar la diplomacia. Y tendrá un duro trabajo por delante. El protocolo ayudará -convirtiéndose una vez más- en la llave para enfatizar aspectos, junto con otras tradiciones y costumbres.

3.- El papel de la primera Dama, First Lady. Veremos cambios muy importantes porque la discreción no ha sido su fuerte. Sabemos perfectamente que los medios de comunicación estarán pendientes en todo momento de sus pasos y declaraciones.

4.- Empiezan los primeros cambios en su comunicación (ver primer vídeo) y veremos muchos más. Gran reto para su equipo ya que estamos ante una persona muy impulsiva; le espera un duro trabajo. Por lo tanto, la comunicación jugará un papel vital en su legislatura.

Veremos cambios en el comportamiento del Sr. Trump. Estos primeros cambios los podremos ver a nivel interno, donde tendrá que suavizar su mensaje y ser mucho más diplomático para recomponer muchas relaciones rotas por sus salidas de tono dentro de su partido.

El sistema americano es muy fuerte y reconducirá sus maneras, apreciaremos cambios pero siempre dentro de la evolución contextual de una nueva etapa; conviene recordar que EEUU siempre ha sido una democracia y el país está por encima de cualquier populismo.

Como conclusión, en Artículo II de la Constitución de los Estados Unidos, Primera Sección, Cláusula 8, Juramento o Promesa. “Juro (o prometo) solemnemente que desempeñaré fielmente el cargo de presidente de los Estados Unidos y que guardaré, protegeré y defenderé la Constitución de los Estados Unidos, empleando en ello el máximo de mis facultades”.

Javier Vila de Savenelle de Grandmaision | Protocolista | @_JavierVila_